Cabalgatas - Mountain bike - Complejo Los Baqueanos

Compartir

En el marco de un paisaje único, rodeado de montañas y bosques, enmarcado por el lago, el Complejo Los Baqueanos se encuentra ubicado dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, a tan solo 22 km. del centro de la ciudad de San Carlos de Bariloche, sobre la Ruta 40. Sobre el extremo sur de la costa del Lago Gutiérrez, y en la ladera sur del Cerro Catedral. Dispone de 8 hectáreas de bosque con una playa de 800 metros de longitud.

El predio cuenta con grandes espacios al aire libre, donde se realizan diferentes actividades y excursiones de aventura: a caballo, mountain bike y kayak.
Descubriendo lugares únicos con las mejores cabalgatas de Bariloche, los guías baqueanos lo llevarán a conocer cascadas, bosques y montañas, observando la típica flora y fauna del lugar. Con su encanto particular y sus contrastes de colores, esta región de extensos espejos de agua, rodeada de frondosos bosques y numerosas cascadas de deshielo, nos regalará en cada paseo sobre mansos caballos, una aventura diferente. En medio de picadas y caminos poco poblados y con el marco del Lago Gutiérrez, podremos apreciar subyugantes panoramas de los cerros más reconocidos de Bariloche. Y como si fuera poco, todo dentro de un ámbito natural privilegiado.

Resistentes y sin cansancio, los caballos los llevarán a recorrer senderos y se internarán en imponentes bosques de altos Coihues. A lo largo del recorrido se divisarán nativos ñires, impenetrables cañas, alamedas de cipreses, notros y lauras, flora típica de esta zona boscosa. Contemplando, erguidos sobre la montura, avanzaremos a través de los bosques de Lengas, a veces silenciosas, a veces crujientes; contextuando éste árbol típico de Patagonia, también podremos observar un sinnúmero de especies de aves. Presenciar los primeros brotes florales en primavera, cuando los días se vuelven más cálidos y largos, y adentrarse en un verano caluroso donde los caballos y jinetes se refrescan en las aguas, bajo un cielo azul intenso, puro. Vivir el mes de marzo, que se pinta de otoño entre marrones, rojizos y unos últimos verdes y en el amanecer comienza con algunas neblinas para anunciar las heladas. Callar ante las nubes que presagian el tiempo, y ante la nieve que continúa en un invierno de días cortos y frío patagónico. Conocer el encanto de este paisaje, este edén poblado de magia, desde el lomo de nuestros montados: todo esto es posible.

Una travesía imperdible durante todo el año!
Así podrás disfrutar un día en el bosque y la montaña junto al lago, y compartir un rico almuerzo.

Desafiando los sentidos remando por el lago Gutiérrez en kayak o experimentando un recorrido por senderos en medio del bosque en mountain bike, son algunas de las opciones solas o combinadas que ofrece este maravilloso lugar durante el verano.